"Si quieres un buen consejo, aquí tienes uno: nunca te enamores."